Philip Mullins

Estados Unidos: Última Década

2000-2002:

En Diciembre de 1998 Señor Morales compró un boleto de avión con la intención de quedarse con la familia Mullins en Austin para la época de Navidad y de allá viajar a Guatemala. Su intento era de volar a Guatemala en Febrero 1999. En medio de esta visita a Austin el aparato del oído que el compro en Pensacola hacía diez años fallo. Mientras que estaban arreglando el aparato un técnico vio un montón de cerilla en la oreja de Señor Morales y dijo era necesario quitarlo. Su yerno encontró una clínica médica que aceptó a Señor Morales para limpiar la cerilla de su oreja. Durante la visita a la clínica la doctora, Doctora Anne Cooper de la Clínica Comunitaria del Sur de Austin, se fijó que Señor Morales estaba muy enfermo. Se mandaron al Señor Morales inmediatamente al hospital Seton donde encontraron que el sufría de angina, alta presión y congestión del corazón. Lo más importante encontraron que tenía anemia en la sangre por una falla de sus riñones. Un especialista en enfermedades de riñones del hospital Seton dio a Señor Morales de seis meses hasta dos años de vida. Después de este diagnóstico Señor Morales dejo de viajar y se quedó en casa de Rosa María.

Según Señor Morales él había sufrió una caída mientras estaba trabajando en la finca San Enrique hace muchos años y resulta que dañó sus riñones cuando cayó encima de algunos postes. Por eso el diagnóstico de la falla de los riñones no era una sorpresa para Señor Morales. El sabía que, por su edad, diálisis de los riñones no era un opción apropiada para él. Ėl dijo a Rosa María y a su yerno que cuando llegara la “crisis” (esto es a decir, el momento cuando uno tiene que escoger entre diálisis o la muerte) el prefería la muerte. Porque Señor Morales estaba un turista el programa Medicaid pagó sus cuentas cuando estaba en el hospital. El hospital católico en Austin, Seton Hospital, pagó algunas de sus cuentas, el condado de Travis pagó otras y el esposo de Rosa Maria pagó lo demás.

La doctora Cooper recetó una medicina bien cara que Señor Morales recibió gratis. Esta medicina, que no está disponible en Guatemala, dio a Señor Morales un año y medio más de vida. En Marzo de 2002 Señor Morales sufrió una herida cuando él se cayó y lo llevamos al hospital. Su salud bajó rápidamente de allí en adelante el nunca más pudo salir de la cama. Su nieto Marco Vinicio llegó de Providence a Austin para cuidar a su abuelo en la casa de Rosa María. El y Rosa María y con la ayuda de enfermeras de Hospice Austin quienes vinieron a la casa para bañar y cambiar la ropa de Señor Morales. En el fin de Abril lo llevaron a Casa Cristóbal (Christopher House) de la Hospice de Austin. Señor Morales murió en la Casa Cristóbal el 29 de Abril de 2002 después de dos meses de fuertes dolores. Cuando el murió Señor Morales tenía 92 años. El 2 de Mayo Daniel,Haydée y Rosa María, parientes y amigos se juntaron en Austin para un servicio fúnebre. Noticias de su muerte apareció en periódicos en Austin y Tapachula. Cada año en el aniversario de su muerte hay una Misa en la Iglesia San Ignatius Mártir en Austin patrocinado por su nieta Wendy Albrecht.

Como millones de mexicanos y guatemaltecos, los hijos de la familia Morales Bocaletti salieron de las regiones agrícolas donde nacieron y se mudaron a los centros industriales. En 2007 ninguno de los cinco hijos de la familia Morales Bocaletti vivían en Chiapas. Rodolfo y su familia viven en la cuidad industrial de Querétaro en el centro de México. Ellos tienen un restaurante. Su hijo, un ingeniero agrónomo, vende químicas agrícolas hecho por la compañía Monsanto en México. Como algunos ocho millones de mexicanos, tres de los hermanos Morales Bocaletti inmigraron al EUA. Rosa María vive con su esposo y su hija en Austin, Texas. Daniel y sus hijos compran y venden caros en Nueva Inglaterra y el sur de Texas. Haydée vive en Providence, Rhode Island. Angelina y su familia viven en Santa Lucia, Escuintla, Guatemala donde tienen una flota de autobuses.

En una carta a sus cinco hijos Señor Morales dio instrucciones diciendo que cuando el muera él quería que se cremara su cuerpo y guardar las cenizas en la casa de Rosa María. Si acaso Daniel comprara una casa Señor Morales dijo que se dividieron las cenizas en dos partes y que se mantengan una parte en la casa de Rosa María y la otra parte en la casa de Daniel. En 2007 Daniel compró una casa en el pueblo de San Juan, Texas en el Valle del Río Bravo del Norte.

Don Daniel Morales, Que descanse en paz.

Copyright 14 de agosto, 2013 Austin, Texas, EUA Philip.mullins@utexas.edu